«Un venture builder no es nada nuevo, pero todavía no había ninguno en la Catalunya Sud, y Reus era un buen lugar para ello», explica Marc Arza. El componente territorial es algo prioritario en este proyecto. «A todos los que estamos en StartSud nos importa el sur de Catalunya», explica Armand Bogaarts. «Tenemos grandes multinacionales -prosigue-, pero sus centros de decisión están lejos».